Salud a diario, SANIDAD SANA

¿Quién paga los platos rotos?

Cuando un gobierno promueve una medida que resulta errónea ¿Quién y cómo se asume la responsabilidad del error?
¿Quién reparara el sufrimiento causado y el dinero perdido, quién paga los platos rotos?
No sólo desde asociaciones como la ADSP sino incluso desde Europa se dice que atender la salud de los inmigrantes y otros colectivos que quedaron fuera del sistema es más barato para el país que dejarlos con acceso exclusivo a la urgencia como se hizo aquí.
No solo es más barato, sino que es más seguro para el conjunto de la población que sean diagnosticados y tratados pacientes de otras latitudes.
No solo es más barato y seguro, sino que además es más humano y justo hacerlo. Médicos del Mundo publica un informe : “ Dos años de reforma sanitaria: más vidas humanas en riesgo “donde pone nombre, cara y palabras a la injusticia y el peligro que supone excluir de la atención sanitaria a la población castigada por una reforma sanitaria que para colmo ha resultado ser contraproducente para el fin económico que teóricamente perseguía
Los resultados de las elecciones municipales y autonómicas dejaron ver que hay alternativas con mayor sensibilidad social en el panorama electoral español. Presionado por el entorno, el partido gobernante con elecciones generales a la vista, quiere barnizar el “asunto” de la sanidad de los inmigrantes mediante la creación de un registro de personas excluidas de la sanidad , para que accedan a la Atención Primaria pero sin darles tarjeta sanitaria. Siguen manteniendo aparte a esos colectivos.
Sin tarjeta sanitaria, no es posible aplicar protocolos en casos con riesgo para la salud pública según describe el Informe de Médicos del mundo arriba referido
La reforma de la sanidad que la ex ministra Ana Mato en el gobierno de Mariano Rajoy, llevó a efecto mediante el Real Decreto 2012 titulado de medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, destruyó uno de los pilares de nuestro Sistema Nacional de Salud, el pilar de la universalidad y no consiguió garantizar la sostenibilidad sino que solo añade riesgo e injusticia.
Concha Ledesma

14 octubre, 2015

About Author

concha