SANIDAD SANA

Nueva zancadilla al Plan Director

Si la memoria no me falla en la próxima primavera serán 13 los años que han pasado desde que se nos informó de la puesta en marcha de un Plan Director para el Hospital Universitario de Salamanca.

Han pasado 12 días de Reyes Magos, de los 12 años últimos, este es el 13, en los que pedíamos muchas cosas para la sanidad pública en general y sobre todo para la de Salamanca. Me atrevería a decir que en cada carta que escribíamos a Sus Majestades pedíamos que el Plan Director no se demorara. No nos han escuchado.
En estos años nos hemos ido enterando de los parones, algunos muy prolongados, que ha sufrido el proyecto y de sus reformas continuas. En ocasiones por discrepancias con el Ayuntamiento de Salamanca, después con la Confederación Hidrográfica del Duero, después con la disculpa de la crisis que no parece haber afectado a proyectos de otras provincias del territorio Sacyl, y ahora es con la Universidad de Salamanca, que no deja de tener cierta razón por la influencia que tendrá el tráfico en dos centros escolares y varios universitarios. Esto representará un nuevo retraso. Menos mal que la Diputación Provincial no parece tener competencias en la zona y que no existe una confederación hidrográfica del Tormes.
Aunque los refranes suelen tener razón, ya que están basados en la repetición de hecho, confío que falle ese que dice “Lo que mal empieza mal acaba”, por aquello de que toda regla tiene su excepción.
No hay voluntad de nuestros políticos, ni agallas para enfrentarse a los mandamases para que el proyecto salga definitivamente adelante. Señores políticos de todos los colores y niveles de Salamanca, dejen de tirarse dardos envenenados entre Vds y de insultarse y dirijan sus hachas de guerra contra los que permiten el retraso de esta obra absolutamente imprescindible para su provincia. Olviden sus broncas y consigan un entendimiento entre los partidos de distinto color y entre todas las administraciones implicadas. Para ello solamente hay una solución: liberar el dinero suficiente y sin demora para a acortar los plazos establecidos y minimizar los inconvenientes de la obra, como la que ahora se está planteando.

El 13 de Octubre de 2007 en la columna Saludos Mil de El Adelanto nuestra compañera Concha Ledesma escribía: “Señores alcaldes, concejales, procuradores, diputados provinciales, representantes sindicales, partidos políticos, vecinos, enfermos actuales, enfermos potenciales, ciudadanos todos: ¡Exijamos juntos que empiecen las obras ya!”
Ya que los responsables aludidos no se mueven tendremos que movilizarnos los ciudadanos todos.

Pablo de Unamuno 6 Enero 2014

6 enero, 2014

About Author

pablo