Opiniones Señaladas

La píldora poscoital es un fármaco muy seguro, se puede tomar sin restricciones de edad y es mejor que no necesite receta: CATHERINE D’ARCANGUES Experta en salud sexual y reproductiva de la OMS

La Organización Mundial de la Salud considera la píldora poscoital como un “medicamento esencial”. “Puede evitar embarazos no deseados”. En España, el año 2008 se practicaron más de 112.000 abortos. En EE UU, por ejemplo, se estima que se ha producido una reducción del 43% en los abortos entre 1994 y 2000 debido al acceso a este método de emergencia.
“No hay restricciones médicas para las mujeres. Tampoco de edad”. En las menores lo importante es su grado de madurez. Si la chica tiene la capacidad física de quedarse embarazada, entonces puede tomar el fármaco sin problema. Los estudios han demostrado que las mujeres tienen la capacidad de entender que la píldora poscoital, el levonorgestrel, es un método anticonceptivo de emergencia y lo usan de manera segura y efectiva.
Las mujeres deben poder obtener la pastilla sin receta. Es más rápido. Si se espera a la prescripción se retrasa el momento de la toma, lo que hace que el fármaco pierda eficacia. Los estudios señalan que la prescripción médica no es esencial.

Es un fármaco muy seguro, no tiene efectos secundarios, sólo en una parte muy pequeña de mujeres puede causar náuseas.
La OMS recomienda usar este fármaco lo menos posible, pero aunque se utilizara dos o tres veces en un mes -algo que no es recomendable en absoluto- no causaría problemas de salud, aunque sí alteraría el ciclo menstrual de la mujer, desarreglos que podrían afectarla.
Hay que continuar educando a los adolescentes e impulsar la educación sexual, algo vital para acabar con las situaciones que llevan a un embarazo no deseado y muchas veces a un aborto. Hay que recordar que éste es un método anticonceptivo de emergencia que no evita las enfermedades de transmisión sexual y debe ser siempre el último recurso.

Elaborado a partir de la entrevista de María r. Sahuquillo – Madrid – 29/05/2009 en El País

29 mayo, 2009

About Author

adsp-sa