SANIDAD EN LA CRÓNICA

La frustrante llegada de la receta electrónica

Hace apenas tres meses que se ha terminado de poner en marcha el sistema de receta electrónica en el SACYL. Habría llegado a facilitar enormemente la vida a los pacientes, que ya no tendrían que ir al centro de salud a pedir y recoger las recetas para acudir con ellas a la farmacia en donde les entregan el producto. De una vez, de revisión a revisión, el paciente tiene un documento con el que puede acudir directamente a la farmacia a recoger sus medicamentos. Ayudaría a controlar el gasto en farmacia a medio y largo plazo. Facilitaría el control de la toma de medicación por los usuarios, control que podrían realizar el medico dispensador y el farmacéutico que entrega el medicamento. Se solventaría uno de los trabajos más tediosos de la asistencia sanitaria dejando tiempo para lo importante .
¿Porque utilizo un tiempo verbal condicional y no un presente?, pues porque no se han logrado esos objetivos más que de forma muy parcial y las deficiencias están en los aspectos que más incomodan la vida a los pacientes. La receta electrónica no incluye los productos de visado , por ejemplo los absorbente, y muchos de ellos son usados por pacientes con alto grado de dependencia o que están más enfermos , de esa manera se obliga a los familiares a ir al centro de salud para que el médico emita la receta tras autorización de la inspección ( ya sabemos que es necesario controlar a todos los médicos y pacientes porque se parte de la base de que todos son unos estafadores, simplemente resulta denigrante). Es decir, un cuidador que esta sobrado de tiempo y ayudas del estado tiene que ocuparse mes a mes de solicitar las recetas a su desocupado médico de cabecera que así no se dedica a otra cosa , por ejemplo ir a ver a ese paciente a su domicilio, o estudiar, o hacer ecografías ….. Si en un tiempo, breve, el paciente no recoge la medicación en la farmacia el sistema se bloquea y después ya no lo puede hacer, tiene que volver a su médico. Explíquele Vd a una persona bien de edad , bien ocupadísima, porqué en lugar de avisar el sistema informático a su médico- enfermería y farmacéutico de que no se recoge la medicación para que así estén al tanto de la situación y la corrijan , pues se bloquea y ya está , molestias nada más. Una vez incorporado un paciente a la tarjeta sanitaria electrónica no es posible desvincularlo y muy difícil emitirle una receta aislada y más caro para el paciente . Si un paciente sale fuera de la comunidad autónoma allí no puede recoger la medicación con el modelo de receta electrónica castellano leones, lo mismo ocurre con casi todas las otras tarjetas electrónicas de los diferentes sistemas sanitarios del estado español.
Entiendo que es complejo sacar adelante un sistema informático para una empresa que presta servicio a dos millones y medio de personas que son los habitantes de Castilla y León. Pero cuando esa empresa es publica y es el SACYL se hace difícil de aceptar, entre otras cosas porque las comunidades autónomas limítrofes han resuelto el problema hace muchos años y con más éxito. Aquí hay que preguntarse porque cada sistema sanitario autónomico tiene un sistema informático diferente y no se relacionan entre ellos. Porqué los sistemas informáticos de atención hospitalaria y atención primaria de Castilla y León no son plenamente compatibles y de tan baja calidad . Porque la Consejeria de Sanidad Castellano Leonesa, que tiene trabajando en los servicios centrales más gente que médicos y personal de enfermería juntos en atención primaria, no es capaz de dar respuesta adecuada a estos retos tecnológicos.
Llegados a este punto me pregunto que hago yo escribiendo sobre algo importante pero siempre secundario como la tarjeta electrónica, en lugar de escribir sobre la no derogación del decreto que terminó con la universalidad de la asistencia en España, sobre las imperiosa necesidad de incrementar los servicio sociales en el SACYL o de incrementar la atención fisioterapéutica, de mantener el sistema M.I.R., de poner razón en la política de personal de forma que mantengamos a los profesionales con contratación adecuada con oposiciones periódicas no abortadas en el último minuto , reposición de los profesionales de forma racional para que no haya vacíos asistenciales etc etc . Es decir me he visto obligado a dejar de lado lo esencial para hablar de lo accesorio. ¿Será todo una maniobra de distracción?. ¿ Habré caído en la trampa?.

Emilio Ramos Delgado. A.D.S.P. Salamanca
26 Septiembre 2016

12 octubre, 2016

About Author

Emilio