SANIDAD EN LA CRÓNICA

El euro es el euro

¿Qué ocurre en el sector público cuando los que actúan como gestores no lo son? ¿Cuando no saben de qué van los temas?
Nadie puede estar en contra de quienes quieren ser rigurosos con el empleo de los dineros públicos, pero comprar barato no siempre es ahorrar, mucho menos si la decisión de comprar lo más barato la toman aquellos con capacidad de elección en tal sentido, esto es, políticos que ejercen de gestores sin que los profesionales hagan una valoración profesional de lo que se adquiere. Si se exige comprar el producto a la casa comercial que oferta al precio más bajo, las casas comerciales en muchos casos para conseguir un concurso disminuyen el precio del producto a costa de bajar también su calidad.
¿A dónde nos lleva esta situación? Por ejemplo, a tener que usar tres unidades en lugar de una. ¿Es esto rentable? Yo creo que no y debemos seguir insistiendo en el tema. ¿Para qué sirve un empapador que no empapa o un pañal que no absorbe? En fin….
¿ Y qué ocurriría, es otro ejemplo, si la empresa constructora que debe acometer una obra en un Hospital en el servicio de radiología, para abaratar costes no emplomara una pared que, inexcusablemente, debe ser emplomada? ¡¡Caramba!! Esto ya es serio, señores. Esto es peligroso, ponemos en riesgo la seguridad de más de un ciudadano. ¿Qué profesional puede pasar esto por alto?
Entonces ¿esto qué es? Esto no es combatir la crisis, esto es desconocimiento de lo que se trae entre manos y tiene como consecuencia que no evita los daños o perjuicios a los ciudadanos, al permitir que, incluso cuando se trata de la salud, el proveedor o el adjudicatario tenga puesta la mirada exclusivamente en el beneficio económico.
Clara Argüello (ADSP Salamanca)
También en La Crónica de Salamanca 16 de Noviembre 2014

17 noviembre, 2014

About Author

clara