SANIDAD EN LA CRÓNICA

El Ébola un despropósito que continúa

No parece necesario hacer un repaso de los errores de planificación, comunicación y actuación de las administraciones implicadas en este asunto en las últimas semanas (Gobierno, Ministra de sanidad, Consejero de Sanidad de Madrid,…). Por su gravedad, no deberíamos permitir que se enfríe este asunto como habitualmente pretenden Rajoy y su séquito a la espera de que vengan tiempos mejores o que otro nuevo problema minimice el anterior. Seguimos esperando los ceses (no la dimisión) de Ana Mato y el Consejero madrileño.

– El Ébola es una amenaza desde hace varias décadas aunque hasta hace unos meses sólo lo había sido para África, con la falta de solidaridad del mundo occidental y el menosprecio de las demandas de las ONGs. Ahora ya lo es también para nosotros y ahí constan las reclamaciones de los sanitarios del Hospital Carlos III sobre la necesidad de prevenir los problemas que finalmente se han sucedido. A pesar de ello, el Hospital Carlos III se desmantela progresivamente en el último año culminando el proceso con su defunción definitiva paradójicamente publicada en el BOCM días después de su “obligada resurrección” para atender a Teresa Romero y a los 2 médicos misioneros fallecidos.

– A toda prisa y sin sentido y solo por la presión mediática, se iniciaron protocolos generalizados de formación del personal sanitario en cientos de centros de salud y en la mayoría de centros sanitarios y hospitales del Estado. Así en nuestro Complejo Hospitalario se decide formar “ a la carrera a casi todo el mundo” y se dan cursos de capacitación a ¡¡500 personas en 10 días!!, con el consiguiente gasto de material, personal y tiempo e ineficacia de estas medidas. ¿ No será mejor formar y especializar adecuadamente un pequeño grupo que acuda y actúe ante la alerta que se produzca en cualquier centro?.
Siguiendo la locura, en Castilla y León se decidió habilitar 4 centros de referencia (más que en toda Alemania), sin preparación previa para ello y sin consultar a los expertos sanitarios. ¿No sería más adecuado, seguro y eficaz habilitar un solo centro, o lo que sería mejor, un centro de referencia nacional, con el consiguiente ahorro, que facilite la financiación adecuada del centro, de los equipos materiales y del personal de alerta?.

– La comisión del Ébola en nuestro hospital desaparece de la noche a la mañana cuando se constata el desacuerdo de los sanitarios con los administradores y se les demuestra a estos últimos que las dotaciones y protocolos publicados y puestos en marcha no son reales. Ante las discrepancias sanitarios / gestores, dicha comisión se sustituye por otra formada fundamentalmente por éstos últimos.
-Parte de los equipos de protección en el Hospital Clínico no han estado accesibles y algunos aparentemente bajo llave de personal de almacén ilocalizable para los sanitarios gran parte del día, o cuando se busca dicho material éste no existe.

Es evidente que estamos en un momento en que la política y la repercusión mediática y electoral ha condicionado muchas decisiones de la administración y casi siempre sin asesoramiento profesional, con graves consecuencias, incluido el derroche económico, tan necesario en este caso.

Maximiliano Diego ( ADSP de Salamanca) También en La Crónica de Salamanca 31 Octubre 2014

3 noviembre, 2014

About Author

maxi