Negatif
Destacados, SANIDAD SANA

comunicado de la ADSP de Salamanca con respecto a la atención sanitaria en el mundo rural.

Desde la ADSP de Salamanca vemos con preocupación los recientes movimientos de las autoridades sanitarias de nuestra Comunidad en relación con la gestión de la Atención Primaria de salud.

En nuestra opinión, dentro del deterioro general de la sanidad pública, la Atención Primaria ha dejado de estar potenciada por Sacyl como en los tiempos que se pusieron en marcha los centros de salud. El abandono del trabajo en equipo, de los programas de prevención, del desarrollo y evaluación de la cartera de servicios, ha originado un deterioro importante y una pérdida de calidad en la atención sanitaria a la población, siendo especialmente evidente en el medio rural.

Distribución de recursos

Actualmente existe una gran desproporción entre las distintas demarcaciones asistenciales, debido a que el mapa sanitario vigente data de 1988 y, desde entonces, únicamente se han realizado dos pequeñas y limitadas reestructuraciones en 2002 y 2014, que no se han adaptado a los cambios poblacionales ocurridos en estos 30 años, en los que el medio rural ha perdido más de la mitad de su población.

A nivel social, la despoblación y el envejecimiento de la población rural no han ocurrido en dos días; la España vaciada no es un concepto reciente, desde hace muchos años ya se sabía que iba a ocurrir, pero desde los ámbitos políticos nunca se trazó ningún plan para intentar solucionarlo, más bien se abandonó a la población rural a su suerte.

En este momento, cuando ya es imprescindible abordar el problema, los políticos optan por utilizar la sanidad como herramienta de confrontación, anteponiendo sus intereses partidistas a los intereses de la ciudadanía.

Si lo que se busca desde la Consejería de Sanidad es revisar y sustituir un modelo de sistema sanitario que en su día fue producto de un consenso social, debería abrir un debate social suficientemente amplio y atenerse a sus conclusiones. Si lo que busca es, en cambio, emprender reformas organizativas de calado dentro del modelo vigente, debería al menos hacerlo desde un consenso político lo más amplio posible.

De ese consenso debería surgir un nuevo decreto que redefina el marco de actuación de la Atención Primaria, particularmente en el medio rural. Para conseguir que esta reordenación sea viable, es imprescindible contar con los sanitarios, que son quienes conocen el problema más de cerca, y con la población, que es quien recibe la atención.

Cita previa, consulta presencial y telefónica

Es preciso fijar los días de visita presencial en los diferentes municipios en función de los habitantes a atender, debiendo existir acceso telefónico permanente tanto para demandas que se puedan resolver por esa vía como para pedir consulta presencial o urgente. Para lo cual se debe trabajar con otras consejerías y entidades para garantizar el acceso a línea telefónica en todos los puntos del territorio.

La instauración de cita previa es necesaria para poder organizar la carga de trabajo de cada día de forma eficiente. Para ello, hay que conseguir un sistema de citación fluido teniendo en cuenta la casuística del medio rural con escaso acceso a tecnologías de comunicación e información. Así pues, se deben desarrollar los medios de citación más accesibles para esta población, para lo cual es necesaria la contratación de más personal administrativo.

Equipo de Atención Primaria

Pero el trabajo en Atención Primaria no es solo el de “un profesional responsable de una demarcación asistencial determinada”, concepto más cercano a la época anterior a la existencia de los centros de salud. Los profesionales de la Atención Primaria forman parte de un equipo que atiende una zona básica de salud (ZBS). Por tanto, es preciso reforzar a los “equipos de Atención Primaria” para que puedan dar a su “zona básica de salud” la calidad de atención que precisa. Esta atención no debe restringirse a la mera actividad asistencial, sino que se debe enmarcar dentro de una amplia cartera de servicios promovida desde la Gerencia de Atención Primaria, en la que se incluya la prevención y promoción de la salud y el desarrollo de actividades de salud comunitaria.

Accesibilidad

En ese enfoque de las ZBS basadas en equipos de Atención Primaria, es fundamental que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente cree un sistema de transporte eficaz y sostenible en el medio rural para mejorar el acceso al sistema sanitario. Hay que tener en cuenta que la población de los municipios de nuestra Comunidad Autónoma, especialmente la de los municipios más pequeños, es una población envejecida, con mayor patología y, por tanto, más necesitada del servicio de salud. Además, hay una cantidad considerable de personas que carecen de transporte propio, permiso de conducir o de red social cercana para poder acceder a su centro de salud de referencia que, en muchas ocasiones, se encuentra en un municipio diferente y alejado por varios kilómetros de su lugar de residencia.

Historia clínica automatizada

Es obligado adaptarse a los tiempos actuales y aprovechar las nuevas tecnologías para mejorar la atención a la población. Es imprescindible que exista conexión a internet en todos los consultorios locales sin excepción, para poder trabajar online y abandonar de una vez la limitación que origina el trabajo con Medora off line.

Formación continuada

Se debería ampliar la red de recursos para hacerlos accesibles en el medio rural, realizando un plan de formación continuada independiente de la industria farmacéutica, que asegure la actualización continua de sus trabajadores, aumentando su capacidad resolutiva con formación en ecografía, cirugía menor, cuidados paliativos, infiltraciones, etc.

Obviamente, todo ello acompañado de la dotación del material necesario para realizar dichas actividades, así como el acceso a solicitud de todo tipo de pruebas complementarias desde AP. Sería conveniente igualmente acercar a los centros de salud rurales los servicios de salud mental, fisioterapia y odontología aumentando su plantilla de personal.

Recursos humanos 

Ante la actual escasez de profesionales especialistas de Medicina y Enfermería de Familia y Comunitaria, y teniendo en cuenta las jubilaciones previstas en los próximos años, además de las medidas mencionadas para atajar a corto plazo el problema, se deben desarrollar de forma paralela y sin demora otra serie de medidas de cara a garantizar la sostenibilidad de las plantillas. Como medidas con repercusión a medio plazo, se deberían desarrollar políticas de recursos humanos orientadas a aumentar la competitividad de nuestro sistema en materia de contratación, mejorando las ofertas de trabajo con contratos de calidad, acabando con los contratos eventuales y desarrollando una política de consolidación de las plantillas convocando concursos de traslado y oposiciones de forma periódica.

Otra medida fundamental es aumentar la cantidad de profesionales especialistas formados cada año en nuestra CCAA. Teniendo en cuenta que, en el caso de medicina, se tardan más de 10 años, entre universidad y formación MIR, en formar un profesional, esta medida tomada hoy tendría impacto a largo plazo. Sin embargo, si se observa la adjudicación de plazas MIR de los últimos años, la elección de plazas de MFYC se encuentra entre las últimas asignadas, quedando incluso en algunos años plazas sin cubrir. Desde la ADSP de Salamanca exigimos la creación de un departamento de Medicina de Familia y Comunitaria en las facultades de medicina y la creación de una asignatura troncal de Atención Primaria.

Financiación

Todo ello, obviamente, no se puede poner en marcha sin una mayor inversión económica. Teniendo en cuenta que la Atención Primaria es el eje y la principal puerta de entrada al sistema sanitario, si queremos potenciarla es preciso aumentar su financiación hasta alcanzar al menos el 25% del presupuesto sanitario.


 

 

2 octubre, 2021

About Author

ADSP sal