Buscador

Ordenar por   Busqueda avanzada


Control de calidad

En atención sanitaria con frecuencia se confunden términos como efectividad (mejorar la salud) con eficiencia (¿a qué precio?); o la competencia profesional (correcto diagnóstico y tratamiento) con satisfacción del paciente. La calidad asistencial es percibida de distinta forma por los sectores implicados:

Para los profesionales predomina la correcta actuación técnica al restaurar la salud mediante un exacto diagnóstico y acertado tratamiento, olvidando frecuentemente aspectos como expectativa de vida o confort del paciente. Para la administración, con recursos limitados y menos interés en el acierto diagnóstico, prima la relación coste beneficio, restaurar la salud pero no a cualquier precio. Los pacientes perciben la buena hostelería y la buena relación con médico y enfermera, encubriéndose los resultados al asumir generalmente un adecuado diagnóstico y tratamiento, sin valorar su coste (la salud no tiene precio).

Un control de calidad que evalúe conjuntamente estas 3 percepciones de la actuación sanitaria es imprescindible. ¿Cómo transformar en datos medibles esta actividad? ¿cómo asegurar la máxima calidad? ¿Quien debe hacerlo?. Existen conocimientos, programas y leyes suficientes para ello pero la administración y tal vez ahora menos que nunca, sigue sin interesarse manifiestamente por el tema, posiblemente para no sacar a la luz problemas que no le benefician al evaluar a su manera los resultados.

Hay motivos para implantar este control de calidad, éticos (la mejor asistencia posible), de eficiencia (recursos disponibles más adecuados) y de seguridad (por la creciente complejidad técnica). A pesar de ello, sigue siendo la gran olvidada y, más teniendo en cuenta que el objetivo es valorar la salud.

Maximiliano Diego El Adelanto 27 Mayo de 2000

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ADSP Salamanca | Opiniones señaladas

 

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: