Buscador

Ordenar por   Busqueda avanzada


Esperando el plan

Hay que hacer un gran esfuerzo para hablar de cualquier otra cosa estando como estamos en vísperas de una guerra. Pienso además que el esfuerzo es inmoral, y que mientras la amenaza de los Bush, Blair y Aznar continúe, todos los papeles deberían llevar una sola consigna: no a la guerra.
Sin embargo y a pesar de ellos, la vida sigue… y los problemas se acumulan. Es lo que pasa en nuestro Hospital Universitario a la espera del ya famosa Plan Director (rebautizado ahora con el nombre políticamente más correcto de Plan Funcional). Todo el mundo sabe algo, pero nadie de cuándo se va a iniciar, ni cuánto duraran las obras. Incluso los más optimistas, que apostamos por él desde el principio, empezamos a perder la fe.
La impresión ahora mismo es la de una dirección a la espera, sin una clara determinación de liderazgo y sin capacidad de transmitir a los profesionales la ilusión por el futuro. Lo más grave es que mientras esperan, los problemas se acumulan. Tres ejemplos:la situación del servicio de urgencias, un polvorín, ¿de verdad piensa alguien que aguantará hasta la culminación de las obras del citado Plan?; el hacinamiento en las consultas, tercermundista, y la situación de nuestros ancianos en las habitaciones de Medicina Interna, bochornosa, tres camas por habitación y mobiliario de hace 30 años, ¿alguien puede explicar por qué son de las pocas habitaciones no renovadas? ¿no tienen los mayores los mismos derechos, aunque sus patologías no sean tan espectaculares?.
Hay problemas que no pueden esperar aunque tengamos un Plan y aunque todos estemos en otra cosa, por culpa de unos iluminados que nos quieren llevar a la guerra.

Aurelio Fuertes  El Adelanto 15 Marzo 2003

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ADSP Salamanca | Opiniones señaladas

 

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: