Buscador

Ordenar por   Busqueda avanzada


Docencia en el hospital

Hace tres meses dimos la bienvenida a los nuevos MIR (y también a los de otras licenciaturas) que durante 4 ó 5 años estarán en periodo de formación en el Hospital Universitario. Estos profesionales, junto a los estudiantes de medicina, son los que dan el carácter docente a este hospital. No estoy seguro de que los que allí trabajamos seamos conscientes de la enorme responsabilidad que esto implica. Los alumnos reciben en las aulas una formación teórica o, al menos, una orientación sin duda mejorable, aunque salen de la Facultad con escasas o nulas habilidades. La obligada y necesaria presencia de los estudiantes de Medicina en el hospital es casi siempre molesta: retrasan, preguntan, son unos intrusos que nunca pueden echar una mano en la asistencia... Para colmo, invaden nuestros consultorios y despachos con sus carteras, abrigos, etc., problema que debería resolver el tan deseado Plan Director. Hay que tener en cuenta que en un futuro próximo el hasta ahora examen teórico MIR, tendrá una parte práctica que será importante para la obtención del número para elegir la especialidad. Los otros discentes, los MIR, que reciben una formación más práctica que teórica, en algunos casos también molestan porque exigen, preguntan y retrasan la labor asistencial y, sin embargo, en otros momentos son muy solicitados porque representan mano de obra y quitan el trabajo más desagradable.
Los alumnos y médicos en formación obligan a estar al día, obligan a la formación continua. Y eso se lo tenemos que agradecer. Los servicios hospitalarios deberían mimar a sus discentes, volcarse en su formación e intentar no perderlos. La carrera de medicina debe ser considerada como una continuación desde el primer curso de la licenciatura hasta la jubilación, por lo que los estudiantes y los MIR son una pieza importante en la formación continua del todo el equipo. Qué lástima que muchos profesionales desaprovechen esta posibilidad para su formación. La enorme cantidad de conocimientos que diariamente llegan a la medicina e incluso a una especialidad, hace imposible dominarlo todo. Es obvio que en el momento de terminar la carrera y la especialidad no se han adquirido todos los conocimientos y ni siquiera se consiguen a lo largo de toda la vida profesional incluso dedicando una buena parte del tiempo a la formación continua. Solamente los necios creen que lo saben todo y que no se equivocan nunca.
 
Pablo de Unamuno. El Adelanto 1 septiembre 2007

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

ADSP Salamanca | Opiniones señaladas

 

Showcases

Background Image

Header Color

:

Content Color

: